domingo, agosto 24, 2008


Huellas y desierto


Desierto, punto de encuentro de sueños extraviados. ¿Cuántas veces vagué a lo largo de parajes desconocidos y sentí un vacío igual al de tu quietud inexplicable?

Ya no sería el mismo si me detuviera en medio de tu silencio. Iría resuelto a enterrar los últimos vestigios de derrotas anunciadas, muros de tristeza, temores infundados.

Llevaría mi guitarra y fecundaría tu aridez, ahuyentando las sombras que se posan como grietas en tu soledad. Luego descansaría entregado a tu paz de tiempos arrebatados y rompería las cadenas que laceran y aniquilan las ilusiones.

3 comentarios:

Roclates dijo...

"Ya no sería el mismo si me detuviera en medio de tu silencio. Iría resuelto a enterrar los últimos vestigios de derrotas anunciadas, muros de tristeza, temores infundados.

Llevaría mi guitarra y fecundaría tu aridez, ahuyentando las sombras que se posan como grietas en tu soledad. Luego descansaría entregado a tu paz de tiempos arrebatados y rompería las cadenas que laceran y aniquilan las ilusiones"

Compañero; esto mismo, verbalízalo, verbalízalo, verbalízalo, tanto, como para que termines haciéndolo tu ACTUAR! Solo de esa forma, lograrás romper esos grilletes... que a veces, son de nosotros mismos.

Un gran abrazo fraterno mi niño, y hermoso tu texto, tiene un gran significado.

...Besos.

caselo dijo...

Si cumpa, eso hago; muchísimas gracias por la voz de aliento. Un fuerte abrazo del oso fraterno, la quiero mucho.

Carlos Eduardo

caselo dijo...

jajajaja mejor un gran abrazo fraterno del oso? Usted me entiende.

Besitos

Carlos Eduardo