domingo, agosto 24, 2008


Deseos


Recomiendan que los deseos no deben contarse para que se hagan realidad.


Hoy, cuando mi imaginación se detiene en los límites del mundo, quisiera gritar a los cuatro vientos todos mis sueños. Por ejemplo decir que anhelo volar muy alto, libre, solitario o acompañado.


A veces las palabras salen atropelladas, sin perfiles definidos, convirtiéndose en frases de cajón. Entonces me detengo un instante, reflexiono, intento darle coherencia a mis pensamientos, pero los constantes desvaríos se deslizan en una sinfonía inconclusa de bruma y silencio.


Al filo de la media noche no es fácil plasmar en el papel ni siquiera un verbo que me redima de las profundidades. Pero ¿por qué un verbo? Quizás sea el pretexto para creer que la magia y la fantasía aún caminan de la mano. Por eso no ocultaré mi deseo: reencontrar una sonrisa.

6 comentarios:

Armida Leticia dijo...

Yo deseo que todos tus buenos deseos, se hagan realidad, saludos desde México, dónde son las 8:13 Pm, noche de verano, clima agradable, ideal para leer un bello blog como el tuyo.

Pedro dijo...

Tus palabras son un seguro para levantar el ánimo más hundido.
Tus deseos son los míos, yo tampoco los oculto, porque a veces, de oculto que los tenemos, ni siquiera nosotros los tenemos presentes, y caen en el olvido.
Un abrazo amigo, espero poder sacar un ratito pronto para poner mi granito de arena en Trueque Muisca.

M. Jose dijo...

Los deseos no hay que ocultarlos... Tener buenos deseos como los tuyos es muy saludable y tu los conviertes con tus palabras en los deseos de todos.
Un beso mi querido mago
MJ

Edgardo dijo...

A los deseos se los debe callar, se los debe gritar, se los debe esperar, pero sobre todo, se los debe tener.

No dejes de soñar, de cantar, no dejes de hablar y buscar por llegar, por alcanzar todo eso que quieres alcanzar.
Cuando la imaginación se detiene en los límites del mundo nuestra alma se enfría, teme, se apaga, la imaginación mantiene viva nuestras esperanzas, nuestra vida.
Ojala que vueles, es importante hacerlo, para dejar de arrastrarnos por la tierra y perder perspectiva, libertad y vida.

A veces pasa que no podemos hablar, escribir, decir palabra alguna, ellas y nosotras se funden y confunden una y otra vez y todo queda manoseado en una misma niebla, en un mismo silencio de complicidad, temor y estupidez.
Al filo de la medianoche las formas se hacen más oscura, el mundo duele más, y el aire se hace mas frío y espeso. Si se esta solo, el silencio y la soledad pesan y duelen mas.

El verbo es acción, es la segunda persona de Dios, es lo que va acompañado de todo sujeto, es la otra parte de la oración, sin verbo no hay nada, no hay movimiento ni razón.

Ojala consigas decir y plasmar todos los verbos que puedan caber en ti.

Ojala reencuentres la sonrisa que perdiste con esta reflexión, con tanto sueño roto, con tanto abandono y dolor.

Un abrazo grande.

HologramaBlanco

Narci dijo...

Ojalá tus deseos se hagan realidad en breve y esa felicidad dure para siempre.

Besos

sky-walkyria dijo...

la sonrisa que buscamos es el espejo de nuestro propio corazon,
a veces, sonreirse a uno mismo nos hace ser espejo de quien nos busca...