domingo, noviembre 16, 2008

El mensaje de mi botella


Hace siglos para comunicarme con alguien en la distancia, no tendría más remedio que esperar a que un barco llevara mis pensamientos. Por supuesto habría que tener en cuenta el lugar de destino. Si era en Colombia bastarían días, quizás semanas. En caso de que fuera al otro lado del mundo tal vez meses, inclusive años. Entonces sería necesario resumir en algunas cuartillas pasado y presente. Cuántas cosas no sucederían durante ese tiempo de ansiedad y espera. Recuerdo por mis lecciones de historia que las noticias llegaban primero por ecos de tambores. Después cuidadosamente inscritas en papiros. Más adelante arribaban- de mano en mano- esparcidas en hojas gracias a la imprenta. Y así fuimos tejiendo un texto que pasó también por los S.O.S en clave Morse, la novedad del telégrafo, la nostalgia del telegrama, el inverosímil mensajero de nombre fax y, por último, las ondas alojadas en cables y que flotan en el espacio.


El café me acompaña. Prendo un cigarrillo. Enseguida activo mi computador y, al iluminarse la pantalla, decenas de naves de la fantasía se desplazan entre sus toboganes y senderos interiores.


“Mi borrasca desatada que vino, se quedó y, aunque diga aquí no juego, me permite volar en sus impetuosos- y a la vez sutiles- vientos primaverales. Junto a ella una reina muy personal luce su corona y calza zapatillas de tacones de un rojo inspirador. Elijo la puerta del sur y entro En el País de Alicia. En esa nación suelo pasearme por orillas de aguas serenas y filigranas de versos. Su paz es la certeza de los afligidos. En el mismo territorio, pero dando un brinquito, se acercan mis Vacas encontradas que me saludan con su sinfonía de mugidos en do de pecho. Y, vaya coincidencia, claramente escucho el susurro de los poemas acostados que parecen declamar desde el rocío de la mañana. Por si esto fuera poco Cecy, siempre Cecy, corre al lado de sus duendes y me lanza un beso de algodón de azúcar. No acabo de asombrarme cuando el delirio me paraliza. Sí querida Lirium, apuesto a que tu gato me regaló un destello de tus ojos. Un momento, ahora Formosa me da la bienvenida y una mujer de ensueño- Sandra- guía mis pasos a lo largo de esa tierra entrañable. Paola Ippolito me extiende la mano para invitarme a su mundo y sus atajos. De inmediato me dejo arrastrar y mi cuerpo se transforma en una simpática y ligera pompita de jabón. Eso sí no es posible cambiar de rumbo antes de desplazarme por los callejones de sensibilidad del Corazón Urbano de mi buen amigo José y del mundo elaborado a base de agudeza y responsabilidad social- Entre sombras y espejos- de un Holograma blanco al alcance de los espíritus inconformes. Sí amiga, ya sé. Te inventaste una estación en la que los viajeros desorientados recibimos ayuda. Es que Tú, Ferípula, eres nuestra gran amiga además de aliada ciberespacial. La cueca chilena acaricia mis oídos. Subo Más allá del séptimo cielo. Que tranquilidad se percibe en la dimensión paralela. Sé que está habitada por un espíritu alegre con rostro de mujer. Claro que, pensándolo mejor, debería hablar con El ángel que aclara tus dudas. Me encantaría que me explicara por qué anda tan desaparecido. Hay una arqueóloga de los sueños que vive en un país verde e inmenso. En portugués Te-Pito-O-Te-Henua me suena a ritmo de percusiones, pájaros que bailan, tierra fértil. A se derecha Emannuela se desliza también por los recovecos de la Bossa Nova. Conocí La Caverna de Perséfone una noche. Y fue tanta la emoción que no aguanté las ganas de sumergirme en su misterio. Sí, definitivamente, hay un hilito de lana que señala el laberinto y termina en un ovillo de colores. Porque invariablemente, al final del túnel, la música manda. O si no que lo diga Aquella extraña canción (o canción en las venas) que improvisa las más deliciosas melodías de lo cotidiano. Estoy seguro de que se acoplan perfectamente a la elegancia y delicadeza de Paspartú. Y, además, son el pretexto por el cual la Voz emergente se eleva. ¿O Será más bien la vitalidad y convicción de mi hermana venezolana Isa, Mujer en constante crecimiento? No me hace ninguna gracia quedarme con la duda. Por eso acudo a un sublime Universo Personal en el que su dueña nos pide “sonrían por favor”. Es que en México hay una fotógrafa que retrata las señales de la historia y el sinsentido del Siglo XXI. Lo mismo hace su compatriota, quien abre Una ventana al amor y al desamor para dar un grito que sale de sus fronteras, atraviesa Latinoamérica y termina en la Patagonia. “En un lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…” Efectivamente, al otro lado del charco, una hermosa mujer es La danza del tiempo y el espacio. No contenta con ello se dedica a dibujar semillas de vida en un lienzo que se convierte en un mural de esperanza. Ella es amiga, cómplice, hermana. No es raro que en ese continente- y en aquel país- Existir y resistir sea la consigna. No me cabe la menor duda de que esa es la única manera de despertarnos. Lo mejor de todo es que en esas latitudes El piano huérfano de la bella Raquel ejecuta un ensayo silencioso de teclados y poemas. A decir verdad puede ser a la vez el llamado de la naturaleza que convoca, en sus rugidos pausados y cadentes, La hija del Jaguar. Tanto es así que La magia de las runas es capaz de predecir en qué instante el universo confabula. Y, de repente, las palabras perdidas de Elí marcan la distancia que hay entre la realidad y la imaginación. Quién sabe, a lo mejor un delicioso plato de cuentos despierta los sentidos al leer el menú de Escritora a la carta o la invocación de todas las artes que nos regala Sybila. Creo que descansaré un minuto y me dejaré arrullar por las Historias de un ático. Ya casi termino mi recorrido diario. Son tantas paradas obligadas y reconfortantes que siempre duermo con una sonrisa en mi rostro. Y, mientras me cobijo, mi cabeza descansa en el mapamundi de Trueque Muisca, el cruce de destinos de Preludio y la espiritualidad de Una Posada para el alma..."



Los amo de verdad. Hasta pronto y gracias. Se quedan en mi corazón.


Carlos Eduardo Rojas Arciniegas- Caselo

18 comentarios:

josé dijo...

Seguro que estarán a buen resguardos mis palabras, no lo dudo, como la de todos los que te aprecian. Llegué en este atardecer argentino a tu puerta porque no puedo cerrar la compu sino "pispeo" en qué andan mis amigos y te encontré con algo tan especial que me conmovió y es la verdad, así fue. Sinceramente te percibo como alguien que me gustaría tener cerca, para charlar o ir de copas, qué se yo, esas cosas que se hacen entre amigos, las que quieras. Gracias Caselo hermano, ya no te me escapas, juntos vamos e iremos, lo juro.

Pedro dijo...

Amigo Carlos, ese batir de alas que escuchas lejano no son más que mis palmas, que no pueden dejar de aplaudir por lo que acabo de leer, aún emocionado.
Me uno a Jose en ese deseo irrefrenable de teneros a todos más cerca, aunque bien sabes que siempre estarás en mi corazón.
.... hoy me has desmontado del todo.
Un fuerte abrazo.

M. Jose dijo...

Gracias Carlos por esta sorpresa. Sabes que siempre estaré y seré para ti lo que dices. Y también sé que un día nos daremos ese abrazo que alguna vez hemos comentado.
Somos toboganes de senderos interiores, precioso....
Un largo e intenso abrazo mago de mi corazón, siempre lo serás.
Mj

Reina dijo...

Es que has hecho magia en mi corazón, en mi reino, en mi corona y en mis tacones rojos que volví a calzar...

´Qué regalo tan bonito, venir a tu mundo mágico y encontarme con tus palabras. Besos enormes

sky-walkyria dijo...

poeta de las bellas relaciones
y calor del corazón,
el mensaje de la botella llega a puerto

Cecy dijo...

Mi querido mago, has escrito algo sumamente magico, alegre, amoroso bien digno de ti, que lindo es tenerte tan cerca a traves de tus palabras.

Te quiero mucho y lo sabes.

Gracias

Umberto Pérez dijo...

El mundo en las manos o las manos en el mundo. Así es, Carlos. Un abrazo.

Reina dijo...

pasa por mi reino, cuando puedas. Tengo algo especial para ti, por tu magia (aunque no se lo he dicho a nadie)

Un esito, embotellado.

Alicia María Abatilli dijo...

Comenzamos juntos el camino, Trueque es testigo de ello.
No te alejes tanto tiempo, no lo hagas, todos te necesitamos, Carlos.
¿Otra vez la nostalgia, amigo?
Vamos a liberar la alegría aunque ella persista ir a pasear en otro patio.
Te dejo un abrazo.
Alicia

Alicia María Abatilli dijo...

Comenzamos juntos el camino, Trueque es testigo de ello.
No te alejes tanto tiempo, no lo hagas, todos te necesitamos, Carlos.
¿Otra vez la nostalgia, amigo?
Vamos a liberar la alegría aunque ella persista ir a pasear en otro patio.
Te dejo un abrazo.
Alicia

Liz dijo...

Siempre tendrás un sitio guardado para hacer ese descanso. Gracias por tu magia Carlos.
Vuelve pronto.

Un abrazo.

Runas dijo...

No me queda otra que quitarme el sombrero y aplaudir por tan bello texto. Un beso y hasta siempre.

Borrasca dijo...

Ay mi cachaco adorado ¿de qué estás hecho que eres el único que me acaricia el alma?
Me encantó tu posesivo respecto a mí, así es Carlos, soy tu borrasca por siempre.

Te quiero mucho y en estos días te llamo, que ya me convertí en adicta a ti...

Besos borrascosos

Armida Leticia dijo...

Hermosa entrada, querido Caselo, en verdad que te haces querer, ¡Gracias por existir! Tu mensaje en la botella virtual ha llegado.

Saludos desde México.

Roclates dijo...

...Y así es la vida mi compa querido... así es la vida; siempre hay mensajes por ahí, dando vueltas... quizás en un botella... quizás en la estela de una estrella.. quizás en los ojos de un niño "de la calle"... quizás en aquel, que sufre hoy...
Quizás, en el que sueña...
Quizás, en el que ríe... en el que llora... en el que abraza... en el que besa.. en el que llega... o en el que se va.

Te dejo un GRAN ABRAZO ETERNO!!
TE QUIERO MUCHO MI AMIGO.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

INFINITAS GRACIAS POR TANTO...

...BESOS.

PAOLA dijo...

Caselo, qué bella sorpres, gracias es poca palabra para demostrarte tanto reconocimiento, al tiempo dedicado, al cariño, a la confianza.
}Cuentas conmigo siempre.
Te quiero, te espero.
Besotes

mercedes sáenz dijo...

Caselo soñador, que palabras bellas y habilmente entramadas! Gracias por haber estado de visita por poemas acostados, gracias por pasar por mi espacio.
Que buenö que algo te haya hecho feliz! No es fácil ser millonario de la emoción, ni siquiera a veces percatarnos de eso. Un abrazo. Mercedes

caselo dijo...

José, amigo, cómplice, hermano aquí estoy, siempre. Gracias por lo que seguiremos compartiendo

Pedro es como una ronda infantil en la que nosotros, tomados de las manos, buscamos la amnera de iluminar el mundo. Un abrazo.

Jose de mi alma, gracias a ti porque tu nave es un oasis, tu corazón una pradera fresca y tu alma un manantial de paz.

Reina, el regalo es imaginarte con tus tacones rojos feliz, ilsionada, soñadora y llena de encanto. Un besito de mago.

Misteriosa y cálida hija del jaguar, mi mensaje se alojó en lo más profundo de la selva. Eso es un orgullo. Un besito

Cecy, siempre Cecy, la dulzura es tu regalo y tu amistad el tesoro. te quiero mucho.

Beto, la canción llegó y la letra se hizo melodía. Usted es un afortunado y nosotros por tener la oportunidad de entrar en su mundo. Un abrazo


Alicia en Trueque, en tu país, em Preludio y en el Mago. También en el día a día. Tú y yo juntos por siempre mi amiga hermosa. Un abrazo.

Es verdad Liz, y además tu estación es de magia también. Abrazo enorme.

Runas, volví y realmente no me fui. Sigues confabulando porque tú guardas la energía del universo. Un besito.

Mi paisita adorada, si logro acariciarte el alma es porque tú me diste la llave con tu cariño y tu sonrisa. Yo también soy adicto a ti y me encanta. Te quiero montones. Besos cálidos y un enorme abrazo del oso.

Qurida Armida, me tomaste una fotografía del alma. eso es hermoso. Un abrazote.

Nori, mi cumpa. Nuestros mensajes son así. Una permanente invitación a luchar, soñar y creer que el mundo vale la pena. Te quiero mucho amiga.

Paola también cuentas siempre conmigo. Un fuerte abrazo.

Esto lo escribo después de una semana de gratas sorpresas, entre ellas la llegada de tu libro. Esto es hermoso amiga, muy hermoso y no quepo de la felicidad. Un abrazote.