miércoles, marzo 05, 2008


Cuestión de tiempo

Mañana será demasiado tarde y nuestro hoy simplemente una recta con final. Por eso ponte el vestido rojo encendido, ese que te hace ver como la hoguera que consumió mis ilusiones. Mientras tanto tomaremos un vino viejo; dulce o amargo, lo definiremos antes de que los grillos se vayan a dormir. Bailaremos, cantaremos y, quizás, lloraremos; pero, por favor, engáñame un poquito. Hazme creer que tu magia continúa intacta para mí. Desata una tormenta de pasión sin importar que la soledad sea en adelante mi dulce y tenebrosa compañera. Después seca mis lágrimas con tus besos, lentamente, desalojando de mi rostro las posibles huellas de tristeza. Y cuando te vayas definitivamente, deja bien cerrada la puerta; tal vez intente salir por la ventana, si no encuentro la llave en el fondo de aquel jarrón de flores marchitas.

4 comentarios:

Sibyla dijo...

Caselo, definitivamente, haces magia con la palabra.
Un placer leerte.

Abrazo fraterno:)

Isa dijo...

Hola Carlos.. Primero queria comentarte que es muy hermoso lo que escribes, definitivamente sé que muchos se sienten identificados.. por que ¿Quién no ha sentido la ruptura de un amor dulce que suavemente nos deja el alma llena de sensaciones? Muy lindo de verdad... Gracias por tu comentario en mi blog y eres bienvenido.. Saludos Venezolanos...

Runas dijo...

Muchas gracias por todos tus comentarios en mi blog. Me gusta tu blog, tus escritos son poesia pura.
Lo importante es lo que vivas en el hoy, da igual lo que pase mañana, pero el hoy hay que exprimirlo, vivirlo, amarlo . No se puede amar a alguien pensando continuamente que va a pasar mañana, vive el momento como si fuera el último de tu vida. Un beso y un placer leerte.

Anónimo dijo...

Cuando la esperanza se extingue, que le espera al amor?

sueña y sigue soñando, entre tanto escribe asi maravilloso como solo tú sabes hacerlo.

un beso

la marandua... aun