lunes, octubre 13, 2008

In memoriam


“¡Ya es suficiente!” gritó Martín mientras buscaba, de una vez por todas, la manera de solucionar el inconveniente. Durante la semana se la pasó, escoba en mano, intentando acabar con el asqueroso ratón. Tan pronto lo veía corría detrás de él y siempre sus esfuerzos resultaban inútiles. Decidió entonces acudir a un recurso desesperado.


La melodía de “El concierto de Aranjuez” salía de los bafles de una radiola. Destapó el veneno, pero no había carne o algo que pudiera llamar la atención del roedor. De pronto recordó que tenía un sándwich para la cena. Lo partió, echó el raticida en una de las mitades. Justo en ese momento sonó el teléfono. Se paró. Contestó. Llamada equivocada. Malhumorado se dispuso a seguir con su delicada misión. Ahora tocaban a la puerta. Abrió. Esta vez era un fanático Testigo de Jehová quien- Biblia en mano- quería convertirlo. Lo despachó diciéndole que estaba ante la presencia del mismísimo anticristo y que, además, se encontraba muy ocupado. Volvió y sin darle más vueltas al asunto agarró uno de los pedazos, lo puso en una esquina muy frecuentada por el ratón y finalmente, muerto del hambre, se comió la otra mitad del sándwich…


En su epitafio dice: “Aquí yace Martín gracias a su buena memoria…”

13 comentarios:

SANDRA dijo...

hola querido amigo me encanta el fondo de tu musica en el blog , desde la distancia te saludo te cuento que ya me he aprendido de memoria , y lo canto . muchas gracias por permitirme entrar en tu mundo espero que el mio te gusta tu pais es muy bello.
un cariño. que andes de 10

Sill Scaroni dijo...

Pues asi es, la memoria es muy importante. ;))

Un beso.
Sill

Armida Leticia dijo...

¡Cómo te haces querer querido mago de mi corazón! Con estos relatos entre trágicos y cómicos, a mi me daría mucha lástima el ratoncito, mejor lo espanto y que se vaya.

Saludos desde México.

M.Jose dijo...

(risas) gracias a su buena memoria, pobrecito Martín y probecito ratón....
Me ha encantado, me gusta este nuevo giro tuyo sabes???
Pero no dejes de ser mi mago...
Un abrazo
MJ

sky-walkyria dijo...

debajo de un boton
q tenia martin
habia un raton
ay, que chiquitin
(cancion popular peninsular)

Pedro dijo...

Acabo de ponerme al día con tus relatos. Madre mía, estás de un trabajador que te sales,¡cuánta inspiración, qué envidia me das!
Al pobre Martín te lo has ventilado rápido. Lo de "gracias a" será porque por fin descansó del ratón, que por cierto no sabemos como acabó. Imperdonable, teniendo en cuenta que era el verdadero protagonista de la historia.
Un abrazo, amigo.

josé dijo...

Tu humor aunque oscuro me sacó de la modorra, pobre tipo no?, se quedó con la peor parte y el regocijo fue para el odiado ratón, hace falta sonreir hermano y esto me dio una buena oportunidad, gracias.

Sibyla dijo...

Hola querido amigo Caselo!

Con razón dicen que es mejor (o más efectivo) lápiz corto que memoria larga...Pero me temo que Martín no tuvo nada a la mano.
Un divertido relato!

Recibe un fuerte abrazo:)

Anónimo dijo...

excelente, muy bueno!!!

me queda en la retina del oido imaginario... el concierto de aranjuez... ¿¿??? pesadoooo! pense que lo escuchariamos mientras se comia el sandwich!! jajajajaj

ah ! no encuentro mi cantaro... no cabe aqui?

no me entra el comentario de otra forma que como anonimo no se porque!
tu amiga
jan

Eli dijo...

Pasaba para dejarte un abrazo y decirte que estoy de vuelta.
Un beso.

Umberto Pérez dijo...

lo encontré primero viejo Carlos, pasaré por acá más a menudo. un abrazo.

Emanuela dijo...

Carlos, os dois últimos posts estão deveras cômicos, ainda que trágicos, he,he...
Beijinhos

Runas dijo...

De lo que deduzco que no tener buena memoria puede ser mortal para unos y una tranquilidad para otros. Un beso