miércoles, mayo 14, 2008





Melodías de la tierra


Una mañana hombres y mujeres acariciaron la tierra al recoger los frutos de sus entrañas.

La cosecha susurra al oído un eco que se mezcla con el canto del sinsonte. Y atrás quedan las huellas de esos pies que danzan la ceremonia universal del renacimiento.

Un grano se desprende lentamente del saco de las ilusiones. Se mece en el aire con la libertad de una pluma, recorre sus atajos y se esparce en la fragilidad del humo.


En algún lugar de este planeta una mañana hombres y mujeres acariciaron la tierra al recoger los frutos de sus entrañas.

La vendimia comienza pero jamás acaba. Llega sin prisa a los labios para profanar la melancolía, darle una segunda oportunidad a la nostalgia, romper las cadenas de la tristeza. Después baja hasta confundirse con el rojo de la sangre o el blanco inefable de un suspiro.


El mío es caliente por naturaleza, el tuyo fresco y de ensueño.


Una taza para ti,


Una copa bebo,


Y de la nada ese vals que se precipita en un aguacero de esperanza.


11 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Hola Mago, querido Mago.
Después de este silencio hoy me tienes otra vez aquí, compartiendo tanta belleza.
Orgullo siento por vos.
Te dejo un abrazo Carlos.
Hasta todos los momentos.
Alicia

CecydeCecy dijo...

hola querido, siempre es un plcer leerte escuchando a Silvio, que estes bien.

Te dejo un gran abrazo

Fermina Daza dijo...

Un texto muy bucólico, suave y cálido, que transmite la calma y el sosiego de los atardeceres en el campo y que deja en los labios un suave sabor a uvas.

Abrazos

M.M. dijo...

Lo escrito en este post me ha llevado al ritual de la Vendimia de Ica y a los rituales de la Pachamama de Cusco, donde todo sucede ante la mirada de los que caminamos sobre la tierra como simples observadores de los milagros ancestrales.

M.M.

Roclates dijo...

Nada más Delicioso que un Gran Racimo de Uvas frescas!!
Una Gran "herramienta" de Seducción... que permítame decirle, Señor Mago: Usted, maneja a la Perfección...!!
Nada más Hermoso, que contarte entre mis afectos... Y el saberme entre los tuyos...
Con ese vals que sale de la nada... y precipita un Aguacero de Esperanzas!

Un Gran Abrazo Fraterno, siempre!
Te quiero infinitamente....
Nori.

Pedro dijo...

Tus palabras huelen a uva recién cortada y a la tierra pisada por las sandalias polvorientas sucias y gastadas del jornalero.
Un fuerte abrazo.

Armida Leticia dijo...

Hola, te envío un saludo cariñoso desde México, te leo, y escucho a Silvio, uno de mis favoritos.

IndeLeble dijo...

Mi querido colombiano amigo y poeta , vengo a deleitarme con un racimo de tus uvas frescas y a dejarte un millón de besos , aunque no pase seguido por algunos lugares siempre están acá conmigo , abrazos distantes y cercanos, Ali.

María Marta Bruno dijo...

Caselo, nuestros pueblos originarios fueron y son muy sabios. Ellos conocen y se sienten parte de la tierra misma, en un todo bien integrado. Nosotros a veces perdemos esa conexión y al leerte hoy sentí que ahí estaba algo de ese íntimo contacto entre la tierra, sus frutos, su gente.
Un abrazote

NIGHTWISH dijo...

HOLA, TE INVITO A VOTAR EN MI BLOG, POR TU CANDIDATA A MISS BLOGGER 2008.

M. Jose dijo...

Siempre me dejo envolver por lo que escribes querido mago de m corazón...
Una abrazo enorme
Jose