jueves, enero 08, 2009

Después de la bohemia


No vale la pena hacer un inventario de nuestras frases inconclusas. Siempre faltó llenar los espacios vacíos. En más de una ocasión partimos sin decirnos adiós. Y ahora que lo pienso fue mucho mejor así. Le huyo a las despedidas. Prefiero marcharme y dejar una puerta entreabierta por la que irrumpan, de vez en cuando, algunos ecos clandestinos. Sé muy bien que las orillas nunca llegan a abrazarse. A lo mejor se tocan gracias a uno de esas líneas que se cruzan en todos los sentidos. Pero el agua sigue adelante. Ni siquiera se detiene a mirar las rocas que se alejan lentamente.


Vaya ¿será posible encontrar tu sonrisa en uno de tus recuerdos? A veces me visitas en sueños y te descubro de inmediato porque traes una melodía que me hace sudar frío. Adivino tu rostro cuando tus ojos escudriñan mi cuerpo tendido, cansado, a la deriva. En ese momento despierto y me encuentro en la habitación de todos los días. Me le adelanto al timbre del reloj. Siempre le gano la partida y sonrío al escuchar ese pitico ya retrasado y sin posibilidades de anunciar un nuevo amanecer.


Anoche bebí en exceso. No tuve ningún inconveniente y me tomé la última botella de vino. No encontré nuestras copas. Se me había olvidado que esa noche las arrojamos sin ver en dónde cayeron. Aquel fue nuestro pacto, la certeza de que los cristales fragmentados en la acera serían testigos del amor. Seguramente- ya de madrugada- el barrendero habrá recogido los pedazos de vidrio. A la mañana siguiente te marchaste y ayer tomé en silencio, directamente de la botella, sin poder ofrecerte así mi brindis en memoria de la ausencia.

13 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Bello, bello
Besos y amor
je

Sill Scaroni dijo...

El amor cuando se hace en pedazos es como un cristal que cuando es rompido se pierde para siempre y mismo que tengamos todos los pedazos ya no hay como juntarlos sin dejar visibles las marcas.

Hola mi querido amigo, cambie mi MSN ahora es:
sil_scaroni@hotmail.com

Un beso.
Sill

Cecy dijo...

Es como si me hubieses leido la mente , pero claro tu lo haces con poesia y un sentimiento que admiro.

Asi, me he sentido ...

besos mi querido mago amigo.

Armida Leticia dijo...

Imagino que después de romper la botella, los momentos de pasión estuvieron...¡¡Wow!!

Saludos desde México y un abrazo de año nuevo.

Reina dijo...

Querido, las orillas no se tocan, pero los besos llegan cruzando el mar con el viento. Te envío otro (por si acaso).

Nerina Thomas dijo...

Tu sentir es tan sublime!! Dejas plasmado con tus palabras lo que guardas en el alma. Momentos, tiempos, vivencias, bello sin duda.
Una maravilla lo que sientes. Te admiro amigo!1
un mimo al alma!!

miralunas dijo...

Pues, chico, sí que sabes còmo decir piropos... Se han puesto mi alma como una vela inflada por el viento... y me has traìdo el recuerdo de otras copas rotas en la acera de otra madrugada en esta ciudad mìa, tan bella...... y sabes qué? el otro era un colombiano! gracias, tambien, por la memoria de esas copas.

Massy dijo...

Vaya ¿será posible encontrar tu sonrisa en uno de tus recuerdos? ...

esto me preguntas...

y esto te respondo:
No solo en mis recuerdos..si no hasta en mis momentos mas ausentes...

Un besote calido, con sabor a canela...

María Marta Bruno dijo...

Las puertas entreabiertas existen realmente, y muchas veces no podemos frenar un recuerdo, aunque querramos encerrarlo en el olvido.

Dijo el poeta: El olvido está lleno de memoria (Mario Benedetti)

No puedo menos que rendirme a tus pies por Razón de Vivir... Gracias...

Poetiza dijo...

En el recuerdo encontraras mas que su sonrisa..... Que bellos tus sentires, que bello que lo derramas en palabras que acarician al leer........ Te dejo un beso desde Mexico, cuidate.

Ana dijo...

Mi beso, mi Mago...

M. Jose dijo...

Paso a leerte mi mago, querido amigo y compañero.
Hay recuerdos que es mejor dejar al viento y que él haga lo que tenga que hacer...
Te dejo mi más sincero abrazo...
mj

Alicia María Abatilli dijo...

Cómo duele la ausencia, Carlos, cómo duele, sin brindis o sin él.
TE dejo un abrazo.
Alicia