jueves, agosto 05, 2010

Sin distancias


Se metieron al lago después de correr por todo el parque. Los vientos de agosto los impulsaron y, aunque no eran cometas de papel, prácticamente volaban rozando el pasto. Recuerdo que te advertí lo cascarrabias que es el mío. No en vano tengo que sacarlo con bozal. Sí, ya sé, las mascotas se parecen a quien pasa más tiempo a su lado. ¿Qué quieres que haga? Al fin y al cabo mi hermana siempre dice que es la verdadera y única dueña. En cambio el tuyo tiene esa mirada de dulzura, pese a que es un ejemplar grandote e hiperactivo…


Ellos no lo saben, pero son otro motivo para sentirnos cerca. Ahora que abro los ojos no me queda difícil sacarle cosquillas a la realidad y pensar en ti. En unos días te encontrarás con el mar y estoy seguro de que le contarás algo de mí.


Soy capaz de imaginar un día en el que nos pintemos las sonrisas con algodón de azúcar.Igual que aquella tarde inventada- y no por eso menos cierta- en la que los perros jugaron sin percatarse de la proximidad de nuestros corazones.


Música a tu alrededor y mis palabras viajan en la pata de la gaviota con la que conversarás mañana. Un mensaje que no está a la deriva en una botella, ni se desgaja por la fuerza de un aguacero. Sólo el eco de una brisa extraviada en el bullicio.


Nunca estaremos lejos. Nos envuelve la magia de las cosas más sencillas, la certeza del abrazo que hace desaparecer el mundo y el dulce silencio que se apaga poco a poco. Es la fogata que consume y al mismo tiempo da vida, hojas secas de un otoño inexistente, colores de una primavera que llegó para quedarse.

11 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Esa cercanía de abrazos, Carlos.
Es como dices, sin distancias.
Cuídate mucho.
Alicia

DESDE MI ÁRBOL dijo...

Que bonito es leerte.
Hay distancias que marcan el mar otras el corazón....

Que tengas feliz fin de semana

Ema dijo...

Qué lindo, hermoso, me produjo tiernas sensaciones... un beso!

Alejandra dijo...

Me extrmezco al leerte.Sí, estaré mañana contándole al mar que cómo él, también nosotros somos infinitos en el sentimiento que nos une.
Muuuy lindo tú escrito tal cual como eres tu.

Gracias, gracias por todo.

Un beso y un abrazo en la distancia.

Claudia Jaramillo dijo...

es hermoso lo q escribes... a veces nuestras mascotas nos demuestran mas amor q los mismos seres humanos

Iraida dijo...

Hermosíaimo, caselo.

Si, que escribes bien.

Nora Jara dijo...

La dulzura se te escapa por los poros, hombre!!!!
Un abrazo infinito, desde este "fin de mundo", llamado Chile ;)

PD: Siempre es grato leerte!! :D

manuhel dijo...

Entro al blog de Iraida y luego por curiosidad, por aquì paso, en busca de savia para mi dependiente corazòn; dependiente de la poesìa que redunda en una canciòn, dependiente de todo lo que sea vida y que por un detalle se taduzca en pasiòn.

Soy nuevo en este mundo blogger y aun me pierdo en algunos laberintos.

Saludos desde Venezuela, colega soñador!

el piano huérfano dijo...

Esos abrazos tan importantes en nuestras vidas que no marcan mucho sobre todo cuando faltan...

abrazos amigo

el piano huérfano dijo...

ha llegado mi comentario de los abrazos???

Iraida dijo...

Caselo, cielo, gracias por darme a conocer ese cuarteto argentino, Zupay, que bello cantan y que empaste de voces.

Estuve, hace dias, leyendo el relato y lucha de abuelo Caselo, me gusto muchismo.

Abrazo