lunes, octubre 05, 2009

Simplemente La Negra



La vi en 1992 en un concierto al lado de Alberto Cortez y Nito Mestre. La Negra bailó, tocó el bombo, cantó, y nos regaló la inigualable interpretación del folklore latinoamericano que, gracias a su voz, adquiría la esencia de lo sublime. Algo normal en una artista de su entrega y talento; pero si a lo anterior agregamos que el concierto fue en Bogotá- ubicada a 2600 metros de altura- la fuerza de Mercedes Sosa en el escenario era para quitarse el sombrero. Y el público bogotano se lo reconoció con una lluvia de flores y de aplausos que le arrancaron esa sonrisa que enamoró a todo mundo.

Tenía de compositora lo que Pelé de filósofo, sin embargo, cuando se lanza la pregunta: ¿usted sabe cuál es el autor de Gracias a la vida, Como la cigarra, Canción con todos, Duerme negrito, Que vivan los estudiantes, Alfonsina y el mar, Canción de las simples cosas, zamba para olvidar, Que vivan los estudiantes...? apuesto a que usted, yo y los demás, responderemos: ¿nos creen idiotas? pues obvio: Mercedes Sosa.

Argentina, tucumana, latinoamericana, universal y, sobretodo, del pueblo. Querida y admirada, aunque resistida por esa minoría (muy poderosa por cierto) que ve el polvo de los caminos desde la frialdad de sus torres de arrogancia, no escapó a la persecución y tuvo que salir de su amada Argentina a un exilio que la llevó de continente en continente hasta regresar en 1982 al entrañable país del sur. Eso, en lugar de apagarla, logró el efecto contrario: convertirla en el grito de millones de seres anónimos, humillados y oprimidos.

Ayer despertamos con un vacío en el corazón. Hoy es posible que las cosas sigan su curso normal. Lo único que no volverá a ser igual es la presencia palpable y cercana de esa mujer que llevaba un continente entero en su voz. A ella le agradezco la oportunidad que me dio de sentir la magia de las luciérnagas, el vuelo del cóndor y el abrazo de la tierra.

9 comentarios:

María Marta Bruno dijo...

Ay, mi vida... usted sabe que estuve todos estos días hecha una lágrima.
Hoy pude despedirla, arrojar una rosa a su paso, llorar por enésima vez su ausencia y sentirme parte de esa multitud llorosa que cantaba sus canciones para retener a la Negra un poquito más. Llanto y canción. Una experiencia religiosa.
Luego, caminaba por el centro de la ciudad, y la gente iba cada uno a sus tareas, murmurando las canciones... como si así se pudiera conjurar tanta ausencia...
Hoy, como nunca, me sentí parte de un algo tan grande, tan inconmensurable... Sólo la Negra pudo lograr una cosa así. Dios la guarde y los ángeles la celebren.

Runas dijo...

Se nos estan yendo los mejores, en el cielo habrá una gran fiesta dandole la bienvenida mientras aquí lloramos su marcha. Un beso

sky-walkyria dijo...

la musica y el amor no tienen fronteras,
ni siquiera las de la muerte

ayer se fue tambien un amigo muy querido
seguro que se llevan bien...

Nora Jara dijo...

No, no, no, nooooo!!!
"Gracias a la Vida" es de nuestra Viola Chilensis! :D jajajaja! Es de Violeta Parra (que la escribió un año antes de partir...) Te lo digo yo, que soy más Chilena que el mismo Chile ;D.
Fuera de bromas; bello tu homenaje compa, hermoso, sentido y muy emotivo. A nosotros, y creo que a Latinoamérica completa nos cubrió un manto grande, de tristeza por su partida.
Pero después de tanta Lucha, de tanto andar... este descansito que se ha tomado, es muy bien merecido... Allá estará cantando y guitarreando junto a Víctor, a Violeta... Recitando poesías con Pablo, la Gabriela, y tantos más...
Hasta después.

Te dejo un abrazo fraterno infinito compa!
Besos
...Nori.


PD: Perdón por perderme por tanto tiempo, es que he estado haciendo MIL y una cosa! Recién me hice un tiempo para visitar a los amigos... Me perdonas, si?

Nora Jara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nora Jara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Armida Leticia dijo...

Maguito querido, yo si se quienes son los compositores de esas hermosas canciones, hace tiempo, hice mi cancionero, tuve que investigar. En la voz de la adorada Mercedes hicieron historia.

Saludos desde México y un abrazo.

María Marta Bruno dijo...

Nori, sabemos que la Negra no componía... pero su repertorio era todo un comentario editorial sobre la realidad, no?
Ella decía a través de su repertorio.
Y de la Viole eran muchas de las canciones que cantó la Negra, muchas.
De hecho, le dedicó un disco "Homenaje a Violeta Parra".
Una belleza.

salvadorpliego dijo...

Grande, enorme era ella... Nos queda su gran legado.

Un gran abrazo para ti.